Medicina Cuántica

www.medicinacuantica.cl

Entrevista a Dra. Germain D’Arc

Dra. Germain D’Arc es una reconocida y prestigiosa exponente de habla hispana en lo referente a salud y terapia cuántica. Formada a los pies de Sri kung-Tse, un rishi himalayos, y su vasta experiencia, es un referente indiscutido en la formación de nuevos profesionales de la salud y a todos quienes ingresan a la realidad cuántica.

Doctora Germain, ¿por qué existen pocos expertos en esta disciplina?
Los actuales paradigmas dificultan la comprensión de materias consideradas nuevas. Por ejemplo, se requiere conocimiento sobre cuerpo de vitalidad o cuerpo cuántico, Campo Unificado de Conciencia, preponderancia de observador y observado. De acuerdo a lo anterior, es posible comprender la necesidad de modificar los actuales convencionalismos, y por ello abogan tanto los físicos cuánticos como quienes estamos desarrollando Medicina Cuántica. Es también necesario que se entienda el rol de la Medicina Cuántica como coadyuvante en el mantenimiento del estado de salud.

¿Qué enfermedades o dolencias puede llegar a curar esta Medicina?

El vocablo enfermedad es un término de la medicina convencional y no forma parte de las medicinas alternativas y complementarias (MAC).

En Medicina Cuántica sólo es posible tener estados alterados de la salud. Ello puede deberse, generalmente hablando, a falta de cohesión o coherencia , inestabilidad en la relación con el Campo Unificado de Conciencia, y otras causas que pueden señalarse como mutaciones realizadas en el cuerpo cuántico. En una etapa inicial, ello se expresará como pérdida de vitalidad y cansancio, pudiendo evolucionar hacia mayores desequilibrios.

En otras palabras, es tiempo de aceptar que la enfermedad es producto de un proceso de lenta y larga elaboración. En este proceso se pasa por etapas con sus señales reconocibles. Todos los profesionales de la salud y también todas las personas deberían estar al corriente sobre los estándares de expresión del cuerpo físico, ello permitiría desarrollar programas preventivos y disminuir la actual sobrecarga en los centros de urgencias.

¿Sobre qué principios se sustenta la Medicina Cuántica? ¿De dónde proviene su nombre?

La Medicina Cuántica, como lo he dicho en ocasiones anteriores, proviene de los Sabios Himalayos. Lo nuevo radica en que científicos reconocidos como Dr. Amit Goswami y neurocientificos reconocidos estén investigando lo señalado por Rishis, otro ejemplo es David Bohm, para quien el tema de la Conciencia fue motivo de investigación y gran interés.

Cabe destacar que reconocidos sabios en la India colonial, Sri Nisargadatta y Jiddu Krishnamurti, entre otros eruditos del conocimiento vedanta, dedicaron gran parte de su vida a enseñar y filosofar sobre temas como mente, conciencia, pensamiento, verdad y sufrimiento. En definitiva, las bases de la Medicina Cuántica provienen de la sabiduría ancestral, y actualmente dicho conocimiento tiene gran atractivo para los científicos cuánticos.

¿Cómo es un tratamiento de Medicina Cuántica?

Sucintamente podríamos decir que son técnicas naturales enfocadas a recuperar la inteligencia genética del cuerpo cuántico, con el propósito de lograr resonancia de la naturaleza interna con el Campo Unificado de la Conciencia.

Es prudente indicar que la Medicina Cuántica no tiene técnicas quirúrgicas ni de transplantes, no reemplaza ni pretende reemplazar a la medicina convencional. La medicina alopática cumple un rol importante cuando el tiempo apremia, y es muy eficiente en los casos en que la vitalidad se encuentra seriamente comprometida, la armonía es residual y la conciencia está por actualizar un nuevo estado.

¿Para qué personas es recomendable?

Para toda persona cuya vitalidad mantenga aún capacidad para reconocer y procesar estímulos cuánticos. Tal como señalé anteriormente,  la enfermedad es producto de un lento proceso de mutación, ciertamente, este hecho es lo que permite actuar a la Medicina Cuántica.

Para conservar un buen estado de salud es necesario mantener su dinámico equilibrio. Ello es responsabilidad personal y requiere de conocimiento, conciencia y compromiso.

Top
Menú